sábado, octubre 28, 2006

De la fe y sus adjetivos

El adjetivo de "piedra" es "pétreo"; el de "esponja", "esponjoso"; el de "cielo", "celeste"... El español, y antes el latín, tienen muchas formas para crear un adjetivo a partir de un nombre.

Pero una amiga me dijo hace poco: "Oye, ¿y el adjetivo de "fe"?"

¡Gran pregunta! En principio, no lo tiene como tal. "Fe" en latín es "Fides". Algunos usan la palabra fiducialm que la RAE no admite, pero que proviene del inglés, y previamente del latín fiducialis. Pero en latín el significado es más restringido: la "fe fiducial" (fides fiducialis) es la "convicción interna en la promesa de Dios", y es un término acuñado por el protestantismo.

Pero entonces, ¿el latín no tenía ningún adjetivo derivado de la palabra fides? Pues... sí lo tenía, sí, al menos etimológicamente.

Y no era otro que fidel, -is, "fiel". Corominas (aquí su artículo sobre la palabra "fe") explica cómo ambas palabras provienen, en última instancia, del indoeuropeo *bheidh- 'atar, trenzar, retorcer', del que también sale el alemán bitten ('pedir', 'suplicar').

Y por último la consulta a los corpora: Google da 0 "verdades fiduciales" frente a 32.000 "verdades de fe"; el CREA únicamente encuentra "fiducial" como término técnico moderno de la ciencia estadística, y en el CORDE únicamente sale en obras de teología que discuten el luteranismo.

En resumen: decir "verdades fiduciales" no sólo significa no conocer bien el castellano, sino que genera sospechas de protestantismo. Para lo que sirva ;)

7 Comentarios:

At 01:32, Anonymous Anónimo dice...

No habría que olvidar a estas alturas la palabra tan castellana:
confianza, que proviene de CUM+FIDENTIA, cuya raiz es FIDES.
¿Al fin y al cabo, tener fe en Dios no será tenerle cierta confianza?

 
At 19:45, Anonymous Arien Ancalimë dice...

Jeje...gracias, maravillosa explicación. (Me permitirá despreciar un poquito más a una profesora que ya apreciaba poco :P)

 
At 21:05, Blogger Eleder dice...

Antonio, muy cierto. Las etimologías muchas veces dicen muchas verdades :)

¡Bienvenido al Filoblog!

Y bienvenida también, Arien (sí, la entrada estaba dedicada a ti ;) )

 
At 22:14, Blogger Fiondil dice...

Hombre, yo más diría al revés, que las etimologías muchas veces dicen muchas cosas no ciertas.
Vamos, es más, la etimología no me parece que tenga ningún valor a la hora de precisar el significado actual de una determinada palabra en su uso real, sino más bien ofrece una vista de la evolución del pensamiento, y dice más de la sociedad que acuñó la palabra que otra cosa.
Los significados se adaptan a la sociedad, no la sociedad a los significados.
Y esto me recuerdo aquel famoso tema del "matrimonio" - "partimonio".

 
At 23:33, Blogger Eleder dice...

Fiondil, eso es porque no tienes una visión poética de la filología XDDD

 
At 09:26, Blogger Fiondil dice...

Bueno, la mayor parte del día hablo en prosa :P

 
At 20:49, Blogger Juan Ignacio dice...

Esto está muy interesante y es accesible a no expertos, como yo. Me lo agrego a mis feeds de bloglines. Saludos.

 

Publicar un comentario

<< Volver