domingo, junio 03, 2007

Zaldiko-maldiko

Aunque me he demorado un poco más de lo esperado y tengo más temas que podría tratar, lo prometido es deuda y aquí va pues el post sobre los nombres para decir caballo en diversas lenguas.

Como ya he hablado de las palabras para caballo en otras familias lingüísticas (altaica, etc.), ahora lo voy a hacer principalmente en la indoeuropea.

Aun sabiendo poco de indoeuropeísmos y demás asuntos, no debiera ser raro que cualquiera pudiera al instante identificar como básica la raíz *ekwo- que da lugar a los sustantivos equinos en el eje clásico indoeuropeo.
Y puedo citar unos cuantos ejemplos que con reglas de transformación fonética relativamente simples son apreciables herederos de un mismo concepto y palabra:

Lenguas Clásicas:
Latín: equus (caballo), equa (yegua)
Griego clásico: hippos, dialectal hikkos
Sánscrito: asvah
Persa avéstico: aspa (asp en persa moderno)

Lenguas Celtas:
Gaélico antiguo: ech
Galo: epos (como en la diosa Epona)
Galés: ebol (potro)
Bretón: ebeul (potro)

Lenguas Germánicas:
Gótico: aiwah
Nórdico Antiguo: jōr (poético solamente)
Anglosajón: eoh (caballo de guerra)

Lenguas Romances:
Castellano: yegua (frente al italiano cavalla)
Rumano: iapă (yegua también)

Otras lenguas:
Lituano: ešva, ašva (ya obsoletos)
Tocario A: yuk
Tocario B: yakwe

Apunto aquí dos fenómenos fonéticos que creo son importantes para entender el parentesco de todos estos vocablos:

- El cambio -kw- > -p- que se da transversalmente en varias lenguas europeas y que transforma el *ekwo- inicial en *epo- (Esto se ve en Griego clásico, frente a su alternancia dialectal con mantenimiento de la velar -k-, y las Lenguas Celtas del grupo p-, Galo y Britónico, frente al Gaélico del grupo q-). Secundariamente se observa un cambio similar (es muy universal) en la forma aspa del avéstico (¿de *a(s)kwa?) y el más moderno iapă rumano (desde *iaqua).

- El cambio -k- (palatalizada) > -s- / -ç- / -š- (sibilante), que divide a las lenguas indoeuropeas en SATEM (orientales) y KENTUM (occidentales). Es observable el cambio a sibilante en Sánscrito, Persa y Lituano.

Las demás variaciones son fácilmente explicables por los cambios regulares de las vocales, y caso aparte serían las germánicas, que aspiran y finalmente pierden la -k- velar.
Las dos lenguas tocarias documentadas muestran claras evidencias de ser parte de una rama indoeuropea occidental a pesar de que aparecieron en el Turquestán Oriental (actual provincia de Xinjiang china), bajo el nombre chino de 月氏 YueZhi (el Pueblo de la Luna) siendo descritos con apariencia claramente europea, pero esto es otra historia y no será contada aquí y ahora.

A pesar de esta abrumadora mayoría de emparentados términos de dicha raíz, existen aún unos cuantos grupúsculos dignos de mención y que sin duda resultarán más interesantes por estar menos familiarizados con ellos.

Del latino y actual caballo se puede decir que es sin duda tardío y que inicialmente significaba exclusivamente "caballo de labranza" o "caballo castrado" desde el latín cabō, cabōnis, pero que su extensión, geográfica y semántica, se amplió durante el período de Romance Común, y hoy en día lo encontramos con el significado primario de caballo en Francés cheval, Italiano cavallo, Rumano cal, Portugués cavalo, Gallego cabalo, Catalán cavall y no sólo en lenguas romances, sino también en Irlandés capall, Galés ceffyl e incluso Eslavónico Eclesiástico kobyla, prestado como "yegua", y Griego kábēlos (caballo castrado).

La influencia del latín tardío no termina ahí; otro término de significado limitado pasó a ser prestado a múltiples lenguas: paraverēdus, "caballo de reserva en la casa de postas" (es analizable literalmente como para-, junto a, y verēdus, camino para carros, nuestro vereda, desde via+rēda, palabra celta prestada al latín, para "carro").
Éste tuvo gran aceptación en el germánico continental, desde el Antiguo Alto Alemán parafrid, hasta el Alemán Pferd y el Holandés paard. Pero también es el tipo específico de caballo representando por palefrei en Francés Antiguo, palfrey en Inglés y palafrén en Castellano.

Y ya que hablamos de lenguas germánicas, hay que decir que en las lenguas no continentales tuvieron más éxito otros términos para caballo, relacionados con atribuciones adjetivas de características propias como son estos dos casos:

"Corredor"
En Inglés horse, Antiguo Nórdico hross y Antiguo Alto Alemán ros, todas ellas emparentadas con los latinos *cursere (correr), cursor (corredor) y cursus (carrera), desde un antiguo *korso- tal vez, con el cambio -k- > -h-, y que tiene su claro paralelo en la palabra castellana corcel, que proviene del francés medieval corsier (corredor). Pero ojo, que en sánscrito kurd- significaba "saltar".

"Saltador" o "Veloz"
Hestr, hest, häst, hengest, hengist, hengst, hingst son palabras para caballo, caballo macho, semental, etc. en Nórdico, Danés, Sueco, Inglés, Alemán, Holandés, es decir, que existe una cierta variación semántica (de hecho en las escandinavas es la palabra principal para "caballo"), pero todas ellas tienen un origen común, que se dice puede estar relacionado con el propio "haste" (rapidez, en Inglés), y el Lituano šankus (recordemos aquí el cambio -k->-š-), veloz, y šokti, salto, y que tiene un claro aspecto de superlativo (-st).

Palabras anglosajonas como steed (corcel), stallion (caballo macho) o studhorse (caballo semental), que tienen sus parientes en otras lenguas (stēda, stōðhross, étalon, stallone...) provienen todas ellas de "establo" (desde la raíz ide. stā-, estar, levantarse, estar situado, inglés stand, etc.).

No se puede negar que la familia altaica no haya penetrado también en las lenguas indoeuropeas mediante préstamos equinos, por medio de dos frentes:
El mongol morin aparece en ruso como merin (por metafonía -o- > -e-), caballo castrado.
El pantúrquico at cala en las lenguas que formaron parte de la antigua dominación otomana, en Serbo-Bosnio y Rumano medieval "at" tal cual, y en Griego Moderno ατι.

Y ya para terminar, un préstamo para caballo menos usual como es el bizantino φάρας, φαριον, desde el árabe fāris ("rider", jinete, corredor...), que tuvo su extensión durante la Edad Media y tiene su reflejo también en el Alemán Medio vārīs.

(En la imagen superior: Pintura rupestre equina de increíble detalle hallada en la cueva de Ekain, Gipuzkoa, circa 15.000 a.C.)

9 Comentarios:

At 13:06, Blogger Fiondil dice...

Mmm, después de obtener esta visión global no me parece descabellado sugerir, como ya hicieron otros, que la palabra zaldi (caballo en euskera), provenga del latín "saltus", mediante cambios regulares y documentados.
De hecho es conocida la divisón de la tierra vascona en Ager Vasconum (llanada fértil) y Saltus Vasconum (tierra sélvatica, de montes y bosques).

 
At 13:08, Blogger Fiondil dice...

Claro, que de qué "saltus" provendría? De su significa de "zona boscosa" o del verbo "saltar"? Tendría más sentido este último... pero léase arriba lo de los vascones.

 
At 13:22, Blogger Eleder dice...

¡Eh! Iba a comentar yo eso XD

Interesantísimo todo.

De SALTU(M) a "zaldi" veo el cambio regular S>z (como en "meza", misa) y LT>ld (como en "aldare", altar), pero no veo claro el -U>-i. Además, semánticamente no veo clara la relación entre el saltus y el caballo. Y de SALTARE al menos sí tiene el paralelismo de los "hengest".

Aunque "zaldi" se ha interpretado habitualmente como una raíz propia del euskera, zal-di, sin tener muy claro ninguno de los dos elementos...

Aquí se ofrece una interpretación *ZABAL+DI, e incluso se pregunta si *ZABAL podría venir de CABALLU(M) por una especie de fenómeno SATEM...

Caro Baroja recuerda que los cántabros llamaban a sus caballos "theldones", muy parecido a "zaldi". Y aquí se comentan otras formas como "cel" en inglés, "sheltie" en escocés y "zelter" en alemán medieval, todas significando "caballo". También se lo ha relacionado con el íbero "saltu". ¿Podría ser un término preindoeuropeo?

 
At 11:17, Blogger Fiondil dice...

Lo de theldones me suena raro, estaría bien si pudieramos encontrar una referencia más directa a donde se dice esto.
Zelter y Sheltie seguro que tienen su explicación desde las propias raíces de ambas lenguas... así me suena que zelt es tienda de campaña en alemán y shelter refugio en inglés, con una relación semántica obvia entre ellos... y de donde podría encontrarse alguna derivación para los caballos (también están las Shetland y sus caballos, puede ser).
Lo de -u a -i en euskera me suena haberlo visto en más sitios pero así a bote pronto: muki < mucu-.
Lo de la "satemización" del euskera se ha planteado en más ocasiones, hay quien decía de "ze(r)" en paralelo con *kwe(d).

Y sobre zal, sal, saltus... no sé, así de íbero la raíz sal- parecía significar dinero, como en "salir" (dinero), de donde se dice prestado "sari" (premio) en euskera.

 
At 10:55, Blogger Fiondil dice...

Sobre theldones aparecen muy pocas referencias en Google, y parece que todas se refieren a la misma fuente. No sé, estas cosas suelen pasar, aque alguien escribe una cosa y sin comprobarlo más se hace eco por todos los sitios. Habría que verlo.
A la hora de los topónimos existe confusión entre si se refieren al "saltus" selvático o a "caballo", como en el caso de zaldibar ("vega del caballo"?).
El sábado en el Roncal vi un hostal de nombre "Zaltua", pero no he encontrado más referencias sobre si en roncalés caballo se decía "zaltua" o no (en roncalés se mantienen las oclusivas sordas tras nasal y líquida).
En Iparralde existe el adverbio "zaltuts", según el diccionario Elhuyar, que significa "a pelo, sin montura", que es un obvio zalt-+huts = "sólo caballo".

 
At 11:02, Blogger Fiondil dice...

Y todo esto me parece fatal... que tengamos que andar así con el euskera sin tener un mísero diccionario etimológico.
¿Dónde hay que apuntarse para ir aportando algo? xD

 
At 09:06, Blogger Fiondil dice...

Me he fijado que se puede apuntar que la lenición de las consonantes intervocálicas que sucede en castellano tiene su paralelo en las lenguas celtas, como se puede ver en el galés ebol (<*epo-l-), y que como ya ha sido propuesto por varios estudiosos hispánicos, puede que sea una de las pocas influencias célticas en la lengua castellana.
La sonorización de -t-, -p- y -c- entre vocales, como en datum > dado, capita > cabeza y braca > braga.
Cosa que precisamente está ausente en la zona pirenaica de influencia vascona (euskera, alto-aragonés, bearnés) y la península itálica.

 
At 22:16, Blogger Fiondil dice...

Ahora que miro así de pasada... el "aspa" avéstico tiene una evolución fonética más clara que la que propongo en el post.
Sería algo así como *akwa > *açwa > *asba > *aspa
Que la semivocal (w) se transforme en labial sonora (b) es muy normal, y que ésta en contacto con sibilante sorda (s) se haga labial sorda (p) es de lo más común.

 
At 10:23, Blogger Fiondil dice...

Otro ejemplo -u > -i que habíamos obviado:

Lapurtu(m) > Lapurdi

Además con la sonorización propia de la presencia de líquida.

Podemos así pues reconstruir zaldi < zaltu < saltu(m)?

 

Publicar un comentario

<< Volver