domingo, diciembre 17, 2006

Gasconismos ibéricos

Ultimamente estoy de un romanista que no me reconozco.
La lengua gascona (ya hablé algo sobre ella en este blog, y me temo que hablaré bastante más) es una peculiaridad románica muy ignorada y sin embargo, a mí me parece muy bella.
Y sigo diciendo que afirmar que el gascón es occitano es como decir que el aragonés es catalán.

Hoy simplemente vengo a contar unos breves apuntes que he observado recientemente... y es que esta lengua comparte más características con las lenguas ibéricas que con el francés (pues tan al norte e influenciado por lenguas germánicas se desarrolló éste...).

Me hizo mucha gracia descubrir que en un pequeño manual en francés que tengo de gascón califican de "gasconísima" la siguiente estructura que sin duda será familiar a los hablantes de castellano:

- Usar el adjetivo modificante del sustantivo precedido de "de" y del sintagma adjetival (artículo definido + adjetivo) en plural.

Esto es, sustituir, por ejemplo, el adjetivo "tranquilo" por "de los tranquilos", o en gascón:

Qu'ei un vilatge deus tranquilles
Es un pueblo de los tranquilos = Es un pueblo tranquilo

Como veréis se puede usar perfectamente en el habla oral castellana, y de hecho yo lo usé al principio de mi anterior post, pero a los francófonos les resulta de lo más divertido y extravagante.

Es ésta una lengua extraña sin duda, que bien merecería su largo perdurar en el tiempo, cosa no tan sencilla en el hecho.

En el fonetismo comparte algún que otro rasgo con las lenguas de la península ibérica, como pronunciar fricativas las sonoras intervocálicas al igual que en castellano (por ejemplo, en la palabra "dado", la segunda de es fricativa = "dh", "dadho"), o el propio cambio de f- inicial a h-, máx extensivo que en el propio castellano, pero equiparable al del cántabro. Así pues, donde en gascón se dice "huec" en castellano se dice fuego y en cántabro "huegu", "hèsta" que no es otra cosa que "fiesta", "hemna" es mujer, "hembra" (del latín femina, francés femme), o "hum" es humo. Además, la b y la v se confunden en un sólo sonido de igual manera de que en las lenguas ibéricas.
Comparte con las de la parte oriental otras características, como el rasgo pirenaico de los dialectos aragoneses más septentrionales y del bearnés gascón de mantener las oclusivas sordas latinas intervocálicas (que en castellano pasan a ser sonoras, pero que el euskera también mantiene como sordas) y sonorizarlas ante nasal o líquida (también compartido por el aragonés pirenaico y el euskera).
El artículo masculino definido del gascón pirenaico es eth, plural eths, que se enlaza con esa misma forma en el gascón aranés, con el castellano "el", y el catalán el, els, en contraste con las formas francesas le, les, y gasconas septentrionales (lo, los, coincidente este último con el castellano).

Y como rarezas mencionar que todas las frases afirmativas han de llevar el prefijo "que" delante del verbo (las exclamativas "be", bien, y las interrogativas "e", y).

Por otra parte, aunque ortográficamente se escriban las palabras femeninas con -a, ésta es pronunciada como nuestra -o, ¡haciendo, pues, que su femenino suene al masculino castellano!

En definitiva,
que están locos estos gascones.

4 Comentarios:

At 12:41, Anonymous Anónimo dice...

aunque no comente (pues poco puedo aportar) me suelo pasar por aquí ya que aprendo mucho y me gusta Eso sí, poner ejemplos que si no, cuando decís cosas como, fricativas sonoras intervocálicas o adjetivo modificante del sustantivo.....pues como que me pierdo, que una tiene ya la gramática un poco oxidada mal que me pese ;)

bsitooos

olatz

pd: la mereth linnegrina pinta genial, a ver si puedo ir que ese sábado tengo una guardia pero haré lo posible por cambiarla

 
At 14:36, Blogger Fiondil dice...

Mmm, perdón, es que no andamos con mucho tiempo Eleder y yo como podéis ver por la baja frecuencia de posteo, y no nos da para elaborar demasiado las entradas, así que igual tendemos a dar por hecho varias cosas.

Fricativas son las consonantes que se pronuncian expulsando un hilo de aire continuo durante el (breve) período de su realización.
Vamos, como la "s", ssssssssssssss, o la "f", ffffffffffffffffff, o la "z" castellana (th inglesa), zzzzzzzz.
Las oclusivas se pronuncian con un golpe seco y breve del órgano fonador, como p, t, k.
Las consonantes sonoras son aquellas que a la vez que se pronuncian de la manera descrita arriba (según sea oclusivas, fricativas, etc.) la garganta vibra.... esto se suele comprobar poniéndose la mano sobre la garganta al pronunciar pares de consonantes como p/b, t/d, k/g y eso... las otras consonantes que no vibran en la garganta son las sordas.
Intervocálicas no quiere decir nada más que que se pronuncian entre vocales.
Así pues, fricativas sonoras son bh, dh, gh... la h en este caso es una convención ortográfica para representar que son fricativas, pero no es muy buena porque se pueden confundir con las aspiradas. También se las puede escribir a esas tres como v, ð (eth islandesa), γ (gamma).
Bueno, pues lo que intentaba explicar en el post es que lo que sucede en castellano es que las oclusivas sonoras intervocálicas (b, d, g) se pronuncian como fricativas sonoras (v, ð, γ), que es lo mismo que pasa en bearnés.
Es bastante comprensible desde el punto de vista del "mínimo esfuerzo" que al pronunciar una "oclusión" entre dos vocales (que siempre son expulsiones de aire libres y continuas, sin oclusiones) ésta acabe por perderse y pronuncie la consonante mediante un hilo de aire.

No sé si ha sido una explicación muy ortodoxa, pero es la que se me ha ocurrido.

 
At 14:39, Blogger Fiondil dice...

Así que en definitiva para que a un inglés les suene nativa su pronunciación de la palabra castellana "dado" (obviando por el momento las vocales) debería pronunciar "daðo", con su ð equivalente a la th del artículo inglés "the", ya que en inglés todas esas oclusivas son siempre oclusiones.
Y es por estas cosas también por las que los hispanoparlantes no distinguen entre d y ð y pronuncian "the" como si fuera "de".

 
At 20:15, Anonymous Anónimo dice...

me expliqué mal. Precisamente agradecía el que hubieseis puesto ejemplos (aunque con tu explicación lo he entendido mucho mejor) XDDD y os animaba a seguir haciéndolo ya que si no, los temas filológicos pueden ser arduos para los legos en la materia.
un saludo.

 

Publicar un comentario

<< Volver